martes, 27 de diciembre de 2011

entre la nostalgia y la pared

La nostalgia también es preciosa
pero no lleva carmín los días de fiesta
ni huele a vainilla
ni se quita los zapatos al entrar en los coches.

Cada noche
se sienta al borde de la cama
la nostalgia
Y me llena de cenizas los cigarros,
juega a que huye de mí para que la abrace,
se esconde en la balda del armario donde has dejado tu ropa interior
y me mira escribir hasta que me entra el sueño
y cierro los ojos con algún partido de algún deporte americano.

Son los únicos que se emiten a estas horas.

Yo la acaricio
porque creo que la nostalgia
es como un gato que ha venido a arañarme
y a jugar conmigo,

la dejo meterse en la cama
con la única condición de que se quede en tu lado
abrazada a mí.

Y me susurre tu nombre hasta que me duerma.

La castigo a repetirlo mil veces
como si tratase de que aprendiera
algo.

Pero en verdad es ella la que me castiga a mí
a tener que escucharlo.
Tu nombre.

La ilusión es solo un punto de vista de la tristeza

Esta noche me voy a masturbar
pensando en cuándos
y en dóndes
para que no salgas de mi cabeza.

Estás perfecta ahí.

19 comentarios:

Andro dijo...

grande!

saudade dijo...

Entre la nostalgia y la pared están tus letras.

flower dijo...

Casi la pintas bonita, a la nostalgia, digo. Casi apetece, pero no, te la regalo entera.

Besicos,

ValkiRia dijo...

Precioso, sin más...aunque a mí, la nostalgia, no me gusta nada.

Erev dijo...

Ay.

Anaís Arantxa dijo...

la nostalgia, una eterna amiga que nunca nos deja en la soledad =)

Gema Palacios dijo...

La nostalgia, amante taciturna insatisfecha. Me gusta imaginarla caminando por la casa a sus anchas, como si de repente todo fuera suyo y a nosotros no nos perteneciera. Las navidades guardan su perfume, y no es la suya una colonia barata.
Dichosa nostalgia...

HELEN dijo...

La nostalgia no se merece un hueco en la cama.

Ire dijo...

Parece que la nostalgia como el frio están en los malos momentos. Diría que son buenos amigos... Aunque me confundiría, para variar.
Me encanta. Un abrazo enorme y felices fiestas.

Ene dijo...

Hay un mundo de nostalgias que acarician los inviernos cuando más lo necesitas. Acompañarse a uno mismo en la cama es siempre buena opción.

Verónica dijo...

Eres un vicio

Anabel. dijo...

¿Por qué siempre escribes cosas tan bonitassssss? No son finas, ni cultas, pero expresan cosas tan profundas que nada tienen que envidiar a los poetas clásicos ! Dios, me encantaaaaaaan.

"Pero en verdad es ella la que me castiga a mí
a tener que escucharlo.
Tu nombre."

Penélope dijo...

Sigues mejorando,

fran dijo...

me encanta este blog

gracias a tod@s por amueblarme el alma con vuestras palabras

tortuga dijo...

muy bonito. feliz 2012...

Guadalupe Villa dijo...

Impresionante.

Javier dijo...

Me revuelco en tu nostalgia como si fuera mia, y despues de 3 poemas casi puedo sentir coraje. Que fuerte, que intenso, que real.

Guadalupe Villa dijo...

Creo que voy a escoger uno de tus poemas para un comentario de textos en la universidad...este tiene mil posibilidades, aunque las opciones son tan maravillosas que escoger será difícil.
Saludos y admiración,
Guadalupe

Miguel dijo...

¿En qué libro aparece este poema?