jueves, 15 de agosto de 2019

Hogar o guerra


Sentados alrededor de los dados
de un dios irrezable
se discute el injusto confeti
de ceder la voz
y apagar la hoguera.

Alimañas sin alma
rasgan cada imperfección
con precisión de matanza
aran la coz del rebaño
y las palabras de luto
no buscan más sombra
que la que el daño cobija:
en cada peldaño una trampa
en cada abrazo una mentira.

Los sudadores mastican su bostezo
zurciendo el cierzo que les pisa
benditas velas que aman la mar en calma
recogen fuerzas cuando los barcos
despliegan armas 
y espinas.

Los obreros de los charcos y las azucenas
las obreras de la raíz y el barro
cantan sus escombros y tallan en madera
el fruto mágico
de sus limpios himnos de acera.

Hogar o guerra
ante el naufragio
ante el disfraz impoluto
ante el santo y la seña
hogar o guerra
frente al frente de fusiles
frente a banderas de asalto
frente al bando de la niebla
tú decides
hogar o guerra.

Quién amenaza y quién amanece
escucha callado el grito sordo
de quien odia el amor y obedece
de quien ama el odio y fustiga
quién el calor y quién la ceniza
el fuego mece lo que el tiempo macera
detrás del igual         su diferencia:
el luchar cuidando de quien vive y protege
la voz de cuna y el sueño en brazos
de quien brega y abriga
tú lo eliges
tú lo creas
hogar o guerra.

 La cancela se ha levantado
para los oradores de ortigas
susurran sarros y portan antorchas
quieren castigo y mazmorra
quieren serrín y resina
amontonados en su motín
celebran el hollín y la tizna.

Vendrá el incendio
y la ventisca
anuncian sus penas capitales
iremos a por vuestras familias
y vuestros huertos
de hambre.

Sin embargo el árbol
crea el milagro del viento y la semilla
obras de hebras
en el bosque se celebran
el agua y la luz
en la fiesta de la brizna. 

En el remanso de la hojarasca
artesanan los sentimientos
como heridas en arcilla
y sutura el tiempo
en la antibélica saliva
de un beso que se posa
sonriendo.

Hogar o guerra
ante la infamia y la blasfemia
ante la navaja y la sangre
ante los miserables y la miseria
hogar o guerra
frente al distinto y el distante
frente al embiste y la trinchera
frente al alpiste y la mierda
en ti reside
en ti se hoguera
un hogar
o una guerra.


domingo, 11 de agosto de 2019

El vientre del mundo


Hay un nuevo mundo que crece en un vientre

pequeñas sílabas de sangre uniéndose
en el manantial diario de la espiga

sueños de semilla abriéndose en raíz
ardientes        como leche hirviendo en un pesebre
fuertes            como el silencio lecho de su matriz

se mece amniótico en su cuna
el mundo en un vientre
que toma el sol y prueba el mar
y sonríe de ilusión ante el dolor de una patada
que grita "Vivo, ¡viva!"

Vendrá en un vientre entre el equinoccio y la vendimia
para mostrar que las uvas de la risa también fermentan en la hoguera del hogar.
Para demostrar que en el amor se unen camino y utopía.

Jugará a las líneas torcidas del horizonte
saltará trampas de culpa y cegueras de obstáculos
 avivará fuegos que luego le quemen
y luego la cura de saber que el mundo da vueltas
y gira 
en un vientre
hay un vientre en el mundo
con un mundo dentro
que crece
vivo. ¡Viva!

domingo, 10 de febrero de 2019

clavos ardiendo

Una bandera clavada 
en el pecho de mi matria.

Una bandera clavada
sin claveles ni palabras.

Una bandera clavada
en el nombre de hombres 
que andan hundidos 
ahogando el amor 
de mi matria.  

La sangre demuestra su error: 
la vida sangra
las banderas no.

lunes, 2 de abril de 2018

bosques de poesía o poesía de bosque

Hace muchos años, 14, 15, por ahí, en el rincón del poeta del foro de extremoduro, había un chico que firmaba como Garbancito. Escribía textos que lidiaban entre la fábula humorística, el callejerismo sucio y el surrealismo casi infantil. Nada pulido. normalmente cortos. Y con estructuras más bien de microcuento. El caso es que una vez, por un escrito que me había encantado, le comenté lo mucho que me gustaba su poesía. Su respuesta fue seca y cortante: no son poesías. Yo, sin tomármelo muy en serio y quitándole hierro a la discrepancia, le dije que para mí lo eran. Lejos de virar hacia la indeferencia, se cabreó insistiendo en que dejara de decir que eran poesías porque no lo eran, hasta que terminamos mandándonos a la mierda, yo llamándole poeta y él llamándome gilipollas.

Hace, no sé, un año, poco más o menos, Rafael Carvajal me contó un relato que voy a transcribir inexactamente con mis palabras: En el origen, sentados alrededor del fuego, uno de los primeros humanos se apartó del grupo un momento e hizo (que no escribió, supongo) el primer poema. Cuando lo tuvo, volvió a la hoguera e ilusionado lo compartió en voz alta con el resto de compañeros. Cuando terminó, uno de los que escuchaban se puso de pie, y señalándole le dijo: eso no es poesía.
Hace unos meses, a raíz de la publicación de La risa fértil, me hicieron una entrevista en un diario de cierta repercusión. El titular que escogió la periodista fue una frase que había dejado ya escrita en esa selva de odios que es twitter y que sigo pensando: "Llamaré poesía a lo que quiera, cuando quiera y donde quiera. Mientras quiera." Me cayeron unos cuántos insultos, confusiones aparte.
Hace dos años escribí un texto que colgué en el facebook, luego puse en el blog, y leo a veces en la Jam, sobre todo cuando la presento: "Podéis decir que me gustan todas las poesías, que mi opinión no vale nada porque lo lleno todo de música y flores, que soy fácil y promiscuo y que todas me encantan, que siempre encuentro el asiento donde sentirme, la comprensión lectora, el punto de vista, el contexto a mano, las trampas necesarias. Que aplaudo hasta el bostezo, que me flipa el error, la diferencia, el paso a paso, que me aferro a cualquier verso y solo distingo entre lo que me gusta mucho y lo que me gusta muchísimo. En serio. Podéis decirlo. No será del todo real, pero es el ojalá hacia el que miro."
Hoy es el día internacional de los bosques. O día forestal mundial. También es el día de la poesía. Y empieza la primavera. He quedado para comer con mi hermana Nur. Ingeniera de montes. Experta en bosques. Nur significa luz. Luz natural, aclaro.
En la solapa del ojalá joder, puse como mi biografía:
"Escribo porque no sé hacer casas como mi padre,
ni cuidar hasta curar como mi madre,
ni plantar árboles como mi hermana Nur,
ni quitar el frío a los niños como Sol.
Escribo porque no puedo emitir luz.
Pero sí reflejarla.
Muchas gracias, y ningún perdón."
Pues eso.

jueves, 9 de marzo de 2017

dios no exite, la poesía sí. gracias Gata.

Qué frágil eres vida
y qué injusta eres muerte
que has venido a demostrar
que podías con la más fuerte
de nosotras, las niñas
que jugamos a la poesía
como avispas a la primavera,
qué has venido demostrar
sino la ceniza inerte
la tierra yerma
la lágrima de sal
y claro que sale
como un canto
que es canción
y no piedra
como el perdón que piden las víctimas
y nunca los culpables
claro que sale
de tu mano ciega para arrancarnos
de raíz la hierba
sale este dolor de ausencia
este obligado silencio
este vacío de mierda
que en mantra repite:
“no todos eran prescindibles”
“no todos eran prescindibles”
“no todos eran prescindibles”
como si tu larga y aburrida
eternidad tuviera que estar
presente en todos estos ahora
que no existes
qué injusta eres muerte
y qué frágil eres vida
que todos te llaman puta
como si fueses cómplice
de elegir barbarie
tú que haces del polvo una mota
que baila a la luz que tú creas
en este febrero terrible
que no permite sonrisa tras el abrazo
qué famélica y escuálida
patética en los entierros
ridícula y frágil vida
que sin embargo sigues aquí
latiendo y respirando
como un beat en el pecho
unas palmas sampleadas
o una música en el viento
como voz que grita y canta
“es esto lo que hay que contar”
“es esto lo que hay que contar”
“es esto lo que hay que contar”
y la tierra, que no escucha
pero sí recibe, duda y tiembla
ante la semilla de la cattana:
parece una grieta, será una montaña.


sábado, 31 de diciembre de 2016

querido 2017, te esperamos bailando:

jueves, 20 de octubre de 2016

Llevo su nombre y su apellido, heredados de un país que no diré siento propio, pero sí cercano. Soy el hijo que ve a su padre ser hijo por última vez. Refugiado en la mirada de una distancia inabarcable, entiendo el dolor hasta sentirlo. También es mío. Me pregunto hasta qué punto de ebullición puede compartirse el dolor. Hasta qué punto de sutura puede unirnos. Hasta que punto suspensivo resiste el amor al vacío, la ausencia lejana que llega hasta aquí para decirnos que no está, que no estará cuando vaya. 

Llevo su nombre y su apellido, la tierra seca de los dos sitios donde se criaron los que me criaron, la mirada triste del que siempre mira lejos o hacia abajo, el silencio de llorar por cansancio y distancia, la pregunta del en qué fallé, la respuesta del abrazo y esta sensación de que tanta juventud se me está yendo de las manos, se me están llenando de fantasmas los recuerdos, de personas a las que no puedo ver para recordarlos. 

Llevo su nombre y su apellido, y sus 93 años en los ojos del hijo que tuvo a los veinticinco. Mi padre. Que coge el teléfono para contarme que está en la tierra y que qué puede hacer. Que qué puede hacer, dice mi padre. Que qué puede hacer. Si ya vino a construir la casa, curar el hambre y hacer la familia. Si ya tragó en toneladas la distancia y cuando parecía el oasis vino la guerra. Si se mira las manos encalladas de tanto azadón, pico y pala, y el sudor le gotea de tanto sueño a cuestas y callado. Si por no tener no tiene ni lágrimas y aun así insiste en la risa, en el no os preocupéis, en el no pasa nada. 

Llevo su nombre y su apellido. Soy fruto de su raíz. Hijo del hijo. Doy gracias. Por ese tejido que unieron madre y hermana, camino hecho, a medias, y por hacer, jersey de lana, cuna de sueño, doy gracias por este presente, regalo y tiempo, el aire respirado de soplar juntos y crear el viento, la huella, el presagio. 

 Llevo su nombre y su apellido. Es 20 de octubre del 2016. Me llamo Escandar Algeet. Y estoy vivo.
 

lunes, 15 de agosto de 2016

Esta canción la compuse pensando en mi hija, claro, 
y en  el mundo con el que va a tener que crecer y enfrentarse, 
pero también en mi hijo, y en el hombre que le van a obligar a ser.
Ana Tijoux (autora de la canción “Antipatriarca”)

Debe ser tan complicado ser mujer …
Alberto Rivas

Solo es cobarde quien no se busca.
Cuando sientes la música, bailar deja de ser una vergüenza.
Y yo me he encontrado en un nosotras.

A qué persona podría molestar
una primera persona
del plural.

Pero afuera
el altavoz suena a spot de soga
que ordena el orden con voz de mando
y contagia el zumbido una espesa
cultura que se basa en certezas:

el paso firme de caminar aplastando.
En pie, te dicen:  

desnúdate que vamos a vender tu brillo en una jaula
y tu libertad será un catálogo
y vamos a coser las trampas para que siempre
haya un espada poniéndote de espaldas
contra otra pared.

Desde el verbo poder yo solo diviso alambradas
que no me dejan ver las heridas
de estas espinas que llevo como estética de pertenecer
a un aviso de error, a un abuso de horrores,
una estirpe diestra en disparar al bulto y
correr.

Negar ser cómplice (yo no yo no yo no…)
o negarte a ser cómplice (yo no yo no yo no…)
insistir en el recuerdo, aprender en el detalle
y entender
que:

ser valiente en un mundo de hombres
es ser mujer.

( https://issuu.com/pinealmagazine/docs/pineal__12_e2a8173e307234 )

jueves, 7 de julio de 2016

algunas tardes
abro de par en par el balcón
me tumbo en la cama
cierro los ojos
y no sé muy bien cómo
pero consigo
que el ruido del tráfico
me suene a mar
hasta que me doy cuenta
de que nunca he estado en una playa
solo.

miércoles, 4 de mayo de 2016

¿Cuándo la belleza será un lastre que cargar en tu asfalto?

si solo hay hormigón en tu deseo
si todo es matiz de por si acaso y apena revisas
el  pecho como combustión

si solo abarrotas el cansancio para hacerte cama
y paliar el paisaje de imprudencias
si solo articulas la lágrima sin página de sucesos
ni necesidad de asesinato
el gris posado de mirada
y tu amor de paraguas con la lluvia
mientras no te quema el arte
ni te seducen las dudas
ni reclamas el exceso como opción
de este garaje de días sin recambio

en tu rueda gira el disparo
pero no hay valentía tan solo trabajo
y buenos días, soy tu hambre de mañanas
y te traigo el pan para hoy
da las gracias al despertador
por no llegar tarde ante quien te mande

¿cuándo la tristeza dejará de doler
para    simplemente
envejecerme? 

lunes, 18 de abril de 2016

Envasados a un vacío de cimas inmensas
como rutinas en soledad
impuestos y robados
obligados al no ser
convencidos del no preguntar
sumisos de querer abarcar una nada doméstica.

(Si todo es casual y tiene un por qué
entonces la culpa es nuestra.)

Marcados por un mercado de vanidades
aceptamos la careta y el cansancio
mientras compramos la seda en el estraperlo
barato de crecer pisando
un olvido de heridas
una herida de olvidos

(Nosotros, los heridos.
Nosotros, los olvidados.)

----------------------------------
La inmensidad de sentirse minúsculo junto a dos poetas tan tan grandes.


martes, 29 de marzo de 2016

Podéis decir que me gustan todas las poesías, que mi opinión no vale nada porque lo lleno todo de música y flores, que soy fácil y promiscuo y que todas me encantan, que siempre encuentro el asiento donde sentirme, la comprensión lectora, el punto de vista, el contexto a mano, las trampas necesarias. Que aplaudo hasta el bostezo, que me flipa el error, la diferencia, el paso a paso, que me aferro a cualquier verso y solo distingo entre lo que me gusta mucho y lo que me gusta muchísimo. En serio. Podéis decirlo. No será del todo real, pero es el ojalá hacia el que miro.

martes, 22 de marzo de 2016

Veo misiles volando sobre ideas
y escombros en las opiniones
de gente que amasa las piedras
como el pan que les diera de comer
masticando la harina del odio
contagiando el ambiente y los deseos
macerando su propia guerra
con el orgullo incapaz del miedo adentro
gritan fuego! fuego!
y el mundo entonces se divide
entre los que disparan
y los que echan a correr.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Limpiáis el camino para encontraros
para saber más allá del próximo paso
y creeros seguros en la predicción de la huella.

Porque las piedras son piedras
hasta que las nombráis como obstáculo
y las usáis como arma
y las arrojáis sin vergüenza
y valláis el sendero bajo el aplauso solemne
del a salvo.

Yo, sin embargo,
solo creo en la selva.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Me educaron para ser el primero. Para convertir a los demás en segundos. En últimos.
Me dijeron tienes que ser mejor. Que los otros.
Me dieron números para que pudiera cuantificar mis éxitos en sus fracasos.
Me instauraron la jerarquía como paradigma de la responsabilidad.
Y la burla para cualquier tipo de duda.
Y las dudas, me las enseñaron como signo de debilidad.

Tengo un dibujo de mí mismo lleno de cosas que me dijeron.
Aprendo a desaprender:
el hogar: la risa: el camino.
Pero no hay hábito de silencio en este refugio.
Subo la música a los problemas.
Y ahora que me he visto desnudo
poco a poco
me desvisto.

Feliz 2016

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Hasta nunca, para siempre.

(Nada.
Otra mujer asesinada.
Nada. Nada. Nada.
Eso es lo que pasa.)

...

Me da igual tu vida de ninguno cabizbajo
pobre títere necesitado de cuerdas para ahogarte ahogando
me da igual tu disfraz solitario de lobo sin dignidad
tu mentira de sonrisa hecha pedazos
tu miedo a ser el menos del uno más
me da igual
tener que pisar tu mierda apagada
o que te mueras en soledad.

Ojalá.

Me das igual.
Tú y todas las desgracias que te puedan llegar a ocurrir
y que te ocurrirán, no lo dudes, todos nos vamos a encargar de ello.
De ella.
Y de ti.

Cada gotita de miedo que provoques
traerá toneladas de consecuencias en cada paso que te atrevas a dar
si te atreves,  valiente.

Cada trocito de odio que generes
traerá consigo el amor de sabernos fuertes y unidos contra ti
el desprecio inerte que formará tu presencia
la indiferencia que alimentarás
el vacío con el que soñarás solo será el principio  
de tu nada ausente
de tu tristeza perenne y turbia.

Somos las personas a las que nunca quisiste amar
sólo tener
y hemos traído la palabra vergüenza para grapártela
en la frente como una idea
en la espalda como un peso
en las piernas como una hoguera.   

No hay refugio para tu condena
ni pena donde puedas esconderte.
La limosna de extirpar tu estirpe de herida y muerte
es nuestra guerra.

La belleza nos protege:

Las queremos vivas.
Las queremos libres.
Las queremos ellas.

Siempre. 

miércoles, 14 de octubre de 2015

hay un entonces en el que siempre te amo y tú bailas

Si tu beso fue manantial
imagínate mi miedo a tus lágrimas:
yo que a penas sé nadar,
tú que a alegrías condenas.

En tu diluvio de hojas secas
importa más el viento que la edad.
Lo aprendí de la primavera.
  
Mientras el luego de este ahora reduce a nuncas tus antes
y yo bostezo eternidades
por cada siempre con que me siembras.

A veces me siento paréntesis que no nombras
intentando abastecer tu refugio de flores duras.

Yo no quiero el oficio de la sombra
que acecha
cuando el regazo es techo y no lumbre.

Para ti el sol que te ilumine al desnudo,
que nadie ose cubrir de sentido tu belleza.

Para ti la hierba fetichista que te besa los pies
y sacude los párpados,
para ti el campo sin asfaltar de que seas
con toda tu libertad como única atadura.

Para ti la lucha del hallazgo en cada día
con tu música abrazándote
con tu música
y la mía
 escuchándote convertir el milagro en una risa
mirándote sonreír
como si la vida
cómo, si la vida…


es tan fácil como  amarte en ese entonces de ti.


Seguimos en carretera!!

lunes, 28 de septiembre de 2015

Estoy cansado y no es de, fumo casi 3 de liar a la semana, doy más gracias que pido perdones, me da igual el tiempo que haga (sea clima o distancia), conservo en alcohol los sentimientos, el mar como metáfora, y a las personas por momentos.

Alguien habló de mis ojeras y dijo "trastorno de sueño". pero mi sueño no es un trastorno, y cada día me despierto con resaca pero al tercer qué te pasa me pongo un kalimotxo y entonces todo se me pasa.

Mi amor no es mío, las personas menos, y lo único que tengo es la sonrisa ajena en el recuerdo propio, los detalles de gente gigante que me exige mejor en lugar de más.


No tengo días libres pero me siento libre cada día, esclavo de elegir una vida y acelerar, a veces mataría por un día de nada con nadie, pero luego pienso en todos los que ponen los cimientos para que yo baile y no puedo porque no quiero parar.

------------------
Arrancamos gira "ojalá joder" 



martes, 25 de agosto de 2015

Pobres capitalistas

Porqué celebráis la derrota de los que intentan cambiar las cosas,
porqué os apuntáis el tanto mientras saboreáis vuestro yoyadije,
qué clase de dignidad hay en vuestra fiesta del conformismo,
qué vergüenza os queda después de los vítores de la humillación,
tan tristes sois que os corréis del gusto cuando gana el no se puede,
tan necios que os alimentáis de matar los sueños de otros
para igualarnos a todos en vuestra nada
para ver cómo agachamos la cabeza
para demostrar qué exactamente
salís en miedos
y mierdas
enarbolando la bandera de la resignación
con vuestras trompetas sin utopía
riéndoos de quien intenta la música
del futuro,
qué pena da vuestra alegría
de verdad
qué pena da vuestra alegría

y qué pena dais vosotros, joder.



----------------------------
Este domingo 30, con mi hermano pequeño Carlos Salem, tiramos pa palencia a compartir casa. Dos paradas: firma en la feria del libro (que es en el salón, no?) de 19:00 a 21:00, y a las 21:30 recitalito en el Universonoro, templo imprescindible de la cultura palentina.
Sanaaaaaaantoliiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin y toda esa mierda.


domingo, 9 de agosto de 2015

los tipos duros no bailan

Tienes que ser duro dicen
ser duro
pero
yo solo quiero
bailar
y ya sabes lo que dicen
de los tipos duros

viernes, 31 de julio de 2015

Hay que ganarse la vida dicen
ganársela
 como si fuera un partido de vencedores y vencidos
ganársela
como si la vida
no fuese lo único
que sólo podemos
perder.

miércoles, 8 de julio de 2015

No quiero sentimientos afilados
contagiando estas heridas egoístas
de pretender la selva sin ofrecer hogar a cambio.

No quiero el dolor de sentirme a gusto pulsando teclas
mientras trabajo el vacío
de un callejón sin salida a mí mismo.

Tengo un orfanato de perderte apuntándome un futuro
de prisa tarde
de nunca siempre.

Ahora que consigo amarte sin quererme matar
me pregunto con quién podré negociar
otro amanecer sin verte.

Qué tontería, todas estas cuchillas reunidas
sin sangre sudor ni semen
como un sacrificio sin víctima.

En ti nacerá la música.
Verte bailar seguirá siendo mi mejor motivo.
Que lo hicieras conmigo: mi suerte.

-------------------------------

este finde poesía o barbarie, con uno de esos carteles que imponen, respetan, orgullecen, acojonan y sobretodo, conceden la oportunidad de compartir espacio y tiempo con gigantes que caminan entre mi admiración y su horizonte.


miércoles, 1 de julio de 2015

entiendo que en ti, ando


Hay cuando olfateas entre sombras una migaja de luz
imaginando quemaduras
y hay hoys vulgares como esta soledad elegida
a la que maltratas imaginando que maduras.

Desde que miro al mundo desde un balcón de un quinto piso
he dejado de hablar de suicidios.

Ya no me caigo en pozos de tristeza tibia a la segunda cerveza,
ni pido auxilio en bandejas de plata,
ni exijo el cobro revertido de sentimientos al borde del abismo.

Claro que hay noches llenas de ausencia en donde echas de menos
con sed y miseria,
hay noches que podrían resumirse en un grito que no te suelta,
un abrazo que no das,    
un beso que te tragas en palabras amargas contra ti mismo.

(pero hay noches hermosas como perros sin correa)

Claro que hay días malos en los que sonreír
pareciera atentar contra mis principios
un acto de indignidad autoimpuesta
una mentira tan real que solo le falta una corona
para sentirme muerto.

(pero hay días bonitos como pies en la hierba)

Claro que hay veces que la voz se me hace pedazos
y de tanto toser en lugar de llorar termino
vomitando
vasos rotos con sangre ajena donde aprendiste a bailar descalzo
y bailes que parecen una condena como un ahorcado que se mece.

(pero hay vicios tan llenos de fuerza como quererte)

Hay cuando el mundo es afuera con sus heridas de guerra
y su olor a metralla
y hay ahís que se marchan como tu sonrisa
de después de correrte.

Vuelve.
No soy tan fuerte: te echo de menos.

Y le pongo esta ilusión a cada día a día
obviando todos los no puedo
apuesto por la caricia en cada detalle
por la belleza en cada gesto.

Y claro que a veces me quedo sin fuerzas
como niño después del juego
me quedo sin ganas como una mañana de burocracia y mierda
me duelo hasta dormirme aferrado a una bala
y no sé si es odio
o solo
tristeza acumulada

pero

luego te imagino riendo y se me pasa.

Ese es mi truco.

Esa es tu magia.


--------------------------------------------
El privilegio es compartir camino, paisajes, pitis, cervezas. El fuego incombustible son versos de los que queman como una caricia. Un soplido de vida es su aliento de trinchera a medias, de abrazo en poesía. Son dos monstruos del escenario, y yo voy a estar con ellos, bailando. Con mi hermano pequeño Carlos Salem, presentando su "el amor es el crimen perfecto". Y con mi cómplice Diego Ojeda y su "siempre donde quieras" trasteándonos los acordes y desacuerdos. Y como todavía no sé cómo conjugar sin un femenino la palabra fuerza, María Glizt se encargará de que no me quede sin batería cuando pongamos las reglas del juego sobre la mesa. A ver qué tal nos queda. Sólo digo una cosa, ella no hace, ella es: música. Es gratis. Podéis gastaros el dinero en libros y/o cerveza. Veniros, es una fiesta, y queremos emborracharnos con ustedes, con vos, contigo. abrazos.