viernes, 19 de octubre de 2012


Si vieras el silencio agonizándose de quietudes,
de estados de espera,
acercándose con la lengua fuera
y dispuesto a darte un beso
¿no saldrías corriendo
y gritando
como esa gente loca de las calles,
esos parbularios de la libertad
que llevan linternas en los ojos
y morado en los golpes
y recuerdos en costillas que enumeran
como quien cuenta muertos?
¿No pondrías las manos sobre los barrotes
y cerrarías los ojos,
imaginándolo,
el futuro?
¿No respirarías con esa ansiedad por saber
a qué olía el otro lado?
Yo sí.
Y entre la resignación y el miedo, también me callo.

Pero si el suicidio rutinario de la escarcha
trajo remando tus huellas
a pasarte el pasado por la cara,
a restregártelo
como princesas que se masturban
al otro de la pantalla de un ordenador
y tú, que no miraste en los bolsillos antes de barrer la casa,
ni rezaste bajo el alcohol, cuando todavía creías en algo,
ahora tienes sobre ti el paisaje mudo de las cimas estériles,
un abanico de oportunidades que te la soplan
y al fin entiendes que el único superviviente
es el único
que se siente solo,
abanderado de una nación sin oponentes,
el olor insatisfecho de los escombros
es del humo en el campo de una batalla
que nunca sirvió para dignificar ninguna muerte
pero que tal vez sí salvó alguna vida,
no lo sé y quién podría,
¿vamos ahora a imaginar auroras por el tragaluz?
No seré yo quien le juzgue la desnudez a tu vestido de cristal, miss mañana,
puedes ponerme contra la pared,
en mi saco solo hay palabras
que duran tanto
como toda tu historia: nada.




Entre la sangre y el barro
los nuncamás
fumaban el último suspiro de los parasiempre
llorando
como hombres
lo que no supieron cuidar como mujeres.

12 comentarios:

N dijo...

Eres la lluvia que me hacía falta.
Chaval, las madrugadas se encienden cuando te leo. Debes saber que la noches se hace más noche si tu poesía envuelve mi mirada. Los cigarrillos se consumen con mayor velocidad. Las cervezas suspiran tus letras y buscan tus labios para que te amorres a ellos. Nunca mi bañera necesitó tan urgentemente la presencia de un poeta como tú. A regañadientes te digo "te quiero", y a regañadientes te digo "ya no".

Volveré.

Tu N.

N dijo...

Eres la lluvia que me hacía falta.
Chaval, las madrugadas se encienden cuando te leo. Debes saber que la noche es más noche si tu poesía envuelve mi mirada. Los cigarrillos se consumen con mayor velocidad. Las cervezas suspiran tus letras y buscan tus labios para que te amorres a ellas. Nunca mi bañera necesitó tan urgentemente la presencia de un poeta. Ven. A regañadientes te digo "te quiero", y a regañadientes te digo "ya no".

Volveré.

Tu N.

Ella dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ella dijo...

mmm no sé que hice pero borré lo que te había puesto, fallo técnico.
Conozco tus escritos desde prácticamente el momento en que creaste esto. Creo conocer también tu forma de pensar (no en todos los aspectos, claro) y gracias a ti he descubierto otros blogs de gente con manos brillantes que escriben maravillas. Darte las gracias por todo esto, sería quedarme muy corta y desmerecerte.
A veces releo tu "camarera de las estrellas" y caigo en un bucle de seguir leyendo en el que me surgen muchas preguntas sobre ti, pero supongo que también en eso radica el encanto de no conocerte.
Aun así, hay una duda estúpida que he tenido siempre y creo que va siendo hora de dar con la respuesta, ¿podrías iluminarme con la que creas que es la canción más.. (no se qué adjetivo poner aquí) increíble... para ti? Sin ningún criterio más allá de los tuyos ;)
Un abrazo Escandar.

Criseta dijo...

lo de pro-vocación, sigue a la venta?

Anónimo dijo...

Joder...increíble, realmente increíble. Quisiera conocerte en persona algún día y ponerte un altar delante de mi casa. Que me corro cada vez que leo algo nuevo.

evarpicazo dijo...

te lo compro hasta aquí:


y al fin entiendes que el único superviviente
es el único que se siente solo

beso grande


Pilar dijo...

También me callo entre la resignación y el miedo. O cuando leo algo así.
Beso.

Claaudia dijo...

Escucho co-razones desde hace años, hoy la escuché de nuevo y encontre este blog casi por casualidad.. no puedo describir lo que transmites o lo que haces sentir, pero puedo decir que a partir de hoy te leeré todos los dias. Aquí tengo mi modesto blog por si quieres leer.
UN SALUDO
/sonrisasdecartulina

Heisenberg dijo...

Ya has dicho tú todas las palabras, eres grande.

Alisea dijo...

Preciosa parafrase de la sultana Aixa...

A dijo...

Solo me gustaría decirte que leerte es simplemente magia.Y que tu blog es simplemente adictivo..
Haces que lo difícil parezca fácil,mago.

Gracias a todo lo que escribes puedo decir que incluso me conozco mejor a mí misma,y que cada noche de insomnio provocado por tus líneas...vuelo.Alto.

Gracias de corazón.