martes, 17 de septiembre de 2013

Un invierno sin sol

No sé por dónde empezar. Supongo que, echando una mirada hacia atrás, más o menos en torno a 2 años vista. Sol se iba a Praga a durante 6 meses y Marcus me dijo: si tienes un nuevo libro, te lo publico, si no voy a sacar la segunda edición de Alas de mar y prosa. Recuerdo que más o menos las fechas coinciden porque él quería quitarle algunos versos a Cambio de planes y yo le dije que no, que ahora que ella no iba a estar, necesitaba cada frase de esa poesía. Que siempre me ha dado fuerzas.
Lo que ocurrió en estos 2 años fueron 3 ediciones más de aquel libro de poesía, y la maduración en reposo, a fuego lento, como una descomposición creadora, mi vida en pleno derrumbe, muchísimas colillas en el cenicero y una adicción a la noche que todavía conservo. Lo que ocurrió fue que fui llenando todo de escombros y partidario del dolor, no supe ponerle freno y pisé a fondo el acelerador sin tener ni puta idea de hacia dónde conducía. Solo quería escribir el paisaje. Solo. Podía.
Cuando el viento se llevó las cenizas de una vida a la que había hecho saltar por los aires, y sin más refugio que las putas palabras con las que he tratado justificarme todo este tiempo, sin razón ni cortapisas, haciéndome daño como mejor opción, taladrándome en los bajos fondos, protegiéndome del dolor de la única manera que conozco: haciéndomelo yo antes de que pueda hacérmelo nadie. Cuando tuve un boceto desgarrado de mis heridas, me acerqué de nuevo a Marcus y le dije: tío, tengo un libro, y tengo que sacármelo de encima.
Y él me dijo: vale, si tú quieres yo querría seguir siendo tu editor.
Y yo le dije: tú eres, y en lo que a mi respecta serás mi editor, hasta que tú decidas dejar de serlo.
Supongo que esto es una fiesta de estreno. Un parto de muerte muy largo. Voy con lo que tengo. Desnudo y sin decoración. El amor se me piró, como ella alejándose en un recuerdo. Disculpadme la emoción. Nunca supe tomarme la literatura como un entretenimiento.


"Un invierno sin sol". Son 208 páginas, lo que hará que sea un pelín más caro que Alas de mar y prosa. en concreto 2 pavos más. 13 euros. Salió el lunes. Irá llegando estos días a las librerías y puntos de venta. Toda la info está en la página de la editorial "ya lo dijo casimiro parker", dejo aquí el enlace donde viene la lista de sitios que lo venden:
http://casimiroparker.wordpress.com/puntos-de-venta/

Gracias.
A todos los que pasáis por aquí, que nos habéis arropado en este proyecto de fe en la poesía. Por el cariño con que nos tratáis. El ánimo que transmitís. Las fuerzas. No voy a poder pagar tantas birras. Tantas deudas que tengo con todos vosotros.
Gracias.
A Marcus e Isa. Por haber hecho una vida en torno a la poesía y haberlo compartido conmigo. Escritores buenos hay a patadas. Y sin embargo qué difícil encontrar un buen editor. La suerte es mía. El mérito vuestro.
Gracias. Sol. Solo puedo decir que eres lo mejor que me ha pasado en la vida.


13 comentarios:

Lady Day dijo...

He regalado 'Alas de mar y prosa' a unas siete personas distintas, y no hay una sola que no me haya dado las gracias no por el libro en sí, sino por ofrecerles lo que venía dentro. Y seguro que con este me pasa lo mismo.
Qué ganas de leerte.

Anónimo dijo...

afortunadamente no tenías libro en ese momento, porque nos habríamos perdido unas cuantas lunas.

Es muy emocionante vivir contigo este camino, porque no sabemos ser espectadores de nuestra* vida.

Gracias a ti por lo que no cuentas.

*digo "nuestra" con más respeto que atrevimiento

{M}

Garzi dijo...

Me acuerdo mucho de ese invierno tio, mucho joder.Tenemos que vernos, al final me fui sin despedirme, vaya Madrid me echó Iruña me succionoó no sé cual de las dos.Pero vuelvo en breves, y nos veremos, que ya se dónde encontrate, I hope.Un abrazo men,Garzi

Anónimo dijo...

Te cambio mi vida por un recital en Vigo

Tortuga dijo...

Esta tarde me voy a ver a Diego Marín. Enhorabuena!!!!
Un abrazo.

PD: No veo a mi Lagartija todos los días. A ratos estoy tristísima. Qué puta es la vida! Voy a tener que empezar a beber cerveza yo tb.

Tortuga dijo...

Esta tarde me voy a ver a Diego Marín. Enhorabuena!!!!
Un abrazo.

PD: No veo a mi Lagartija todos los días. A ratos estoy tristísima. Qué puta es la vida! Voy a tener que empezar a beber cerveza yo tb.

Silvia Fernández dijo...

Mi más sincera enhorabuena, Escandar. Seguro que se vende tan bien como el anterior, o mejor, cada vez tienes más lectores. Creo que este libro me hará llorar, mejor lo leeré en privado. Pero qué ganas de tenerlo! Vaya un invierno fue aquel.

Anónimo dijo...

Qué ganas de tenerlo entre las manos. Tu poesía me desgarra, me quema, la siento...mil gracias, querido Escandar.

Maria dijo...

Enhorabuena, eres la meta a la que muchos queremos llegar. Ni siquiera he conseguido verte en algun recital, pero creeme que lo estoy deseando. Me has hecho creer en la poesía, y sobre todo en que quizás yo también lograré rasgar la piel de alguien con mis poemas. Gracias.

Maria dijo...

Enhorabuena, eres la meta a la que muchos queremos llegar. Ni siquiera he conseguido verte en algun recital, pero creeme que lo estoy deseando. Me has hecho creer en la poesía, y sobre todo en que quizás yo también lograré rasgar la piel de alguien con mis poemas. Gracias.

Tortuga dijo...

El día 18 fui a Diego Marín a por tu libro. No estaba. Tira de las orejas al tal Casimiro y dile que lo mande... Besos.

Tortuga dijo...

El día 18 fui a Diego Marín a por tu libro. No estaba. Tira de las orejas al tal Casimiro y dile que lo mande... Besos.

Anónimo dijo...

Gracias, gracias y mil gracias más por crear tanta magia, una magia tan jodida que te cala hondo, te destruye y te hace renacer. Espero con ansia el libro, que seguro que nos dejará a todos con un inigualable sabor de boca.

Gracias de nuevo.