martes, 19 de enero de 2010

SMS 2:52

Al verte
el prestidigitador se quitó el sombrero,
se sacó los ases de la manga
y mostrando su varita, dura y erguida, dijo:
no sabía que existía la magia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Precioso.