sábado, 25 de diciembre de 2010

dulce de navidad

afuera hace frío.
siempre lo hace a 300 kilómetros de ti
y más en diciembre, 25 ya, con las luces apagadas
y la casa en silencio escuchando solo el traquetear
de las teclas en una esquina de mi habitación llena de posters,
fotos de cuando los 13 años
y alguna poesía que pegué en la pared
porque ya entonces desconfiaba de mi memoria.

hay luz en los pisos de arriba y de abajo,
puedo verlo por la ventana que da al patio de vecinos,
en las calles algunos colegas estarán pidiendo un gyn
mientras buscan sin darse cuenta el final de un minifalda
que les conduzca al final de la noche.

yo he apostado por verme una de billy wilder
y dejar las ojeras para otro día quizá,
mañana el despertador dirá que son las 09:30
y tendré unas 5 horas de cocina y música con mi hermana:
conchas de vieira gratinadas, sorvette de caqui, pularda asada con cava
y acompañada con chutney de mango,
fumaré dejando el cenicero en la ventana
y calentaré en el micro el desayuno de la abuela: ella no se acuerda de ti,
de mi apenas, pero sonríe como la niña que salta cada día a la comba
en su cabeza.

y sin embargo seguirá faltandome algo
que le quite a toda esta preciosa cotidianidad
el toque amargo de la nostalgia
como un nudo de garganta en noche buena,
seguirá haciendo frío y eso que esto no es el piso de madrid:
hay calefacción en las habitaciones, puedes
ir descalzo por la casa
y no hace falta sudadera para recorrer el pasillo.
aun así, hace un frío que te cagas
e intuyo que tiene que ver con que no estés aquí
diciendome "calienta la cama cariño, porque no pienso dormir con ropa".
300 kilometros de distancia solo dejan el resquicio de las caricias telefónicas,
escuchar el sing star de tu familia de fondo, con tus primos gritando
"feliz navidad escandar"
y tu voz de champagne en la banda sonora
de esta comedia romántica
susurrándome un beso en el desorden circunstancial de la noche.

qué bueno. todo.
excepto tener que cerrar este escrito
a las 3 de la mañana
como un bar sin clientes, echándote de menos
sin ganas de matar, respirando profundamente
al mencionar tu nombre
y desgastando la cuenta atrás de las fechas que nos separan.

quizá es que quiera empezar a compartir contigo hasta la navidad,
lo digo en serio,
y peor aun, te digo más,
me cueste tan poco,
me guste incluso,
reconocerlo.

13 comentarios:

Aida dijo...

"...aun así, hace un frío que te cagas
e intuyo que tiene que ver con que no estés aquí..."

...quizá es que quiera empezar a compartir contigo hasta la navidad,
lo digo en serio..."

Que sepas que desde ayer que te leo, has alegrado un poco este momento tenso para mi. Haces que quiera enamorarme.

Ni siquiera se firmarte como te mereces.

Feliz Navidad, artista.

Luu dijo...

Me dejas sin palabras, en mi caso no son 300km, son 100 menos, pero se sienten bastante igual.

Felices fiestas, que pase rápido el tiempo(:

Crispy dijo...

"300 kilometros de distancia solo dejan el resquicio de las caricias telefónicas"
Este año (y sólo por este año) me separan 2.890 km de quien me calienta la cama a mi casi todas las noches, aunque ahora en navidad lo tengo más cerca y a diferencia tuya no quiero que pase el tiempo tan rápido, odio las despedidas.
Como siempre, me sigo sintiendo identificada. Feliz Navidad poeta :)

El viejo álamo gris dijo...

Sencillamente, da gusto leerte.

María dijo...

"300 kilometros de distancia solo dejan el resquicio de las caricias telefónicas".
A mi me separan 800 km y ya no sé si hay manera de sobrellevar esto.Lloro al leerte.Felices fiestas

M dijo...

Feliz navidad!
de una fiel lectora a la que has sacado una lagrima, porque también está lejos de esa persona especial; y una sonrisa, por la suerte de tener a quién echar de menos.

María dijo...

Vale! Sin problema...algunos de esos "placeres" los he puesto yo,otros los he ido recopilando por ahi,me alegra que te gustara :)

Aileen dijo...

200 y pico kilometros me separan a mi en navidad de esa persona, ayer me moria de envidia por todas las parejas de la familia que comparten mesa, y acompañada de 25 personas me sentia sola...


Increiblemente enamorada de cada palabra me hallo! x)

Anónimo dijo...

Han perdido mucho tus textos desde que tu ropa interior se cose con pura cursilería.

marie dijo...

Los 300 km que separan corazones, los 300 besos que susurraremos en su espalda el día del reencuentro...
Feliz navidad poeta :)

acero dijo...

Esto es de verdad muy bonito, sí señor.

c.e.t.i.n.a. dijo...

El mundo está lleno de corazones solitarios y vas tú y se lo recuerdas. ¡Qué cabrón! ¡Qué bien escribes!

Anónimo dijo...

Sublime... describe la distancia que muchos sufrimos. no se por qué, pero siempre haces que pueda identificarme con tus palabras.
a seguir así, genio!