jueves, 14 de febrero de 2013

Del infinito hasta aquí, te quiero un ahora.


La felicidad que se vive deriva del amor que se da
Isabel Allende

Podría haberte besado por encima de rascacielos y de torres gemelas,
haberte cedido la potestad de mando
a distancia,
de volante en todas las curvas,
de riendas y remos hasta el naufragio.

Y me habrías llevado, de la mano, como siempre hiciste.

caminamos hacia el refugio, traemos un cansancio de continentes
y dudas, hemos venido a hacer el amor
y a pasar de las palabras
a los pechos

Podría haber cedido mi egoísmo
a los relatos
y a poesías que no hablaran de nosotros,
y podría, por una vez,
haberme hecho daño a mí mismo
sin joder
con mis destrozos
a nadie más.

La de personas a las que he hecho llorar desde que no te hago reir a ti.

 Imposible ser feliz y reducir  tu vida a nuncas y parasiempres,
como imposible esta carga
que tendrás que llevar
si rechazas
lo que no viviste

Podría haberme pringado de horas, humedades y secretos
sólo
para contártelos,
para cerrar los ojos y dejarme caer
encima de ti, “dudo que pudiera estar debajo”.
Podría haber pisado el freno para esperarte,
haberte cogido en brazos,
despeinarte con mi velocidad.

La felicidad que se vive deriva del amor que se da, no del que se recibe.
No sabría cómo explicarte mejor lo de mi tristeza.

Puede que el amor sea una cárcel, pero al otro lado de su alambrada
tampoco está la libertad.
Lo supe desde el primer silencio en que no te vi.
Desde el primer te quiero en que no te tenía.

Podría haber esperado a que tus ojos inundaran
con su regazo
mi gris,
pero preferí el todo o nada
a esa espera.

Y aquí estoy, a mil canciones de ti,
pero sigo bailando.
Nena.



16 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias Escandar.

.A dijo...

podria ponerme sincero y decirte que te echo de menos .. pero siempre nos gusto jugar y a nunca perder

Anónimo dijo...

Somos muchos los que te imploramos que ¡No pares de escribir!

Las Siamesas dijo...

Te cogimos prestado un trocito de poesía para nuestro blog...espero que no te importe. Besotes.

Marisa dijo...

Como siempre, nos dejas sin palabras y con ganas de más.

Anónimo dijo...

Que GRANDE eres chico.

Alisea dijo...

yo me uno al baile, Babe

Anónimo dijo...

...sigue haciéndonos bailar Escandar, eres BRUTAL!!!

Silvia Fernández dijo...

No me extraña que hagas llorar a gente... con poemas tan preciosos, joder!! Sumamente tristes, pero preciosos. Lagrimitas...

carla. dijo...

Es genial, me encantaría hacerme con pro-vocacion o alas de mar y prosa. Cómo por valencia..

Anónimo dijo...

Cásate conmigo

Anónimo dijo...

Cómo me gustaría que escribieran esto de mí... Yo también quiero que te cases conmigo

Giulleta Bella dijo...

¡joder tío! ¡casi sin darme cuenta me he vuelta adicta a tus versos! cada noche en silencio paso por aquí a recoger mi dosis diaria de versos "algeetianos" rebuscando entre tus entradas... me siento como la primera de la fila en un concierto de justin bieber esperando la apertura de puertas... pero ¡mola! alimentas mi imaginación y me ayudas a resolver mi guerra con el papel en blanco! un abrazo!

Esther Benetti Olivares dijo...

Son una catarsis para mi tus palabras, apenas te e encontrado y desde México te saludo, lastima que está distancia me impida escucharte en vivo

Esther Benetti Olivares dijo...

Son una catarsis para mi tus palabras, apenas te e encontrado y desde México te saludo, lastima que está distancia me impida escucharte en vivo

Esther Benetti Olivares dijo...

Son una catarsis para mi tus palabras, apenas te e encontrado y desde México te saludo, lastima que está distancia me impida escucharte en vivo