miércoles, 8 de julio de 2015

No quiero sentimientos afilados
contagiando estas heridas egoístas
de pretender la selva sin ofrecer hogar a cambio.

No quiero el dolor de sentirme a gusto pulsando teclas
mientras trabajo el vacío
de un callejón sin salida a mí mismo.

Tengo un orfanato de perderte apuntándome un futuro
de prisa tarde
de nunca siempre.

Ahora que consigo amarte sin quererme matar
me pregunto con quién podré negociar
otro amanecer sin verte.

Qué tontería, todas estas cuchillas reunidas
sin sangre sudor ni semen
como un sacrificio sin víctima.

En ti nacerá la música.
Verte bailar seguirá siendo mi mejor motivo.
Que lo hicieras conmigo: mi suerte.

-------------------------------

este finde poesía o barbarie, con uno de esos carteles que imponen, respetan, orgullecen, acojonan y sobretodo, conceden la oportunidad de compartir espacio y tiempo con gigantes que caminan entre mi admiración y su horizonte.


4 comentarios:

l'etoile dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
maria jose zarate dijo...

y lo bien que me hace leerte, seas quien seas.

Clarard dijo...

Genial, genial, genial! enorme

-la eterna enamorada. dijo...

Wow!