miércoles, 2 de marzo de 2016

Limpiáis el camino para encontraros
para saber más allá del próximo paso
y creeros seguros en la predicción de la huella.

Porque las piedras son piedras
hasta que las nombráis como obstáculo
y las usáis como arma
y las arrojáis sin vergüenza
y valláis el sendero bajo el aplauso solemne
del a salvo.

Yo, sin embargo,
solo creo en la selva.

4 comentarios:

Lennie dijo...

Se puede vivir de liana en liana, y es más divertido.

Lennie dijo...

Y me hace gracia que para escribir tenga que decir que no soy un robot jajajajja ¿Lo soy? ¿Lo somos?

Elito dijo...

Hoy quiero hacer algo que, bueno, a lo mejor es una tontería, pero yo qué sé: te quiero dar las gracias.

Por existir. Por escribir. Por motivarme a ambas cosas.

Hace mucho (muchísimo), cuando tenía un blog diario, me llegaste a dejar un par de comentarios. Y aunque sé que eso sí que es una chorrada como la copa de un pino, se me pusieron los pelos de punta; bueno, entonces yo también era muy cría y, pff, eso era casi como si te hablara tu ídolo y te quedases sin palabras.

El caso es que te leía, y te leo, y desde que me dio por leer versos (los tuyos entre otros, los de mucha gente) me dio también por escribirlos. Y por eso también te tengo que dar las gracias, porque es la manera más pura que he encontrado de desahogarme y soltarme todo. Y aunque lo que llegue a escribir no sea ni mínimamente bueno, es que me da igual, porque es casi como arrancarme una costra y ver que la herida sana.

Y te lo quieras creer o no, eso en parte es gracias a ti.

Así que eso. Gracias.

LaChica ylasLetras dijo...

Una vez te leí que eras promiscuo porque te gustaban todas las poesías. Llámame como quieras, porque a mí me gustan todas las tuyas.

@lachicaylasletras