domingo, 10 de febrero de 2019

clavos ardiendo

Una bandera clavada 
en el pecho de mi matria.

Una bandera clavada
sin claveles ni palabras.

Una bandera clavada
en el nombre de hombres 
que andan hundidos 
ahogando el amor 
de mi matria.  

La sangre demuestra su error: 
la vida sangra
las banderas no.

2 comentarios:

Anna Karenina dijo...

Se te echaba de menos

Melody_Cleary dijo...

Echaba en falta tus palabras. Incluso, pensé por un momento que habías dejado de escribir.