jueves, 12 de junio de 2008

caminorte

me voy a seguir quedando callado si me acorralas, no sé salir de los pozos sin fondo
si no es solo o a empujones, pero si preguntas qué pasa
hay algo en mí que me obliga a pensar que deberías saberlo aunque ya sé que no es así,
no puedo evitar caer del trapecio y odiar la risa de todo el mundo,
ha habido veces que me he reído con ellos
pero anoche lloré volviendo hacia casa, me sentí tan perdido que tuve que hacer el esfuerzo
de no reventar los nudillos ante el primer escaparate que tuviese un cartel de rebajas a la vista.

no sé porqué nunca termino de salir del todo y parece que siempre me voy cayendo
en los mismos escupitajos, repito palabras
y odio con tanta intensidad como otras amo, me veo incapaz de equilibrar estos deperdicios
o buscarme el optimismo de años atrás, pensando que el resto del mundo era algo relativamente cambiable
y que la ley de la gravedad se reducía a fisica incompleta que nunca podría impedirnos volar.

el caso es que no salgo de estas pesadillas, de un mural enorme como un mosaico de sueños por empezar,
piezas torcidas de algo que nunca es nuevo, siempre usado y muy mal,
hasta el cartel de se vende parece viejo
y reviento a correr para no tener las fuerzas al menos de destrozar todo lo demás.

de aquellos viajes al cielo me queda una nostalgia insufrible ante la lluvia,
el haberme conocido en momentos vacíos me hizo creer que podría atravesar el fuego
pero el fuego resultó ser mi sombra, y la mentira un principio,
y el hacer daño una forma de defensa como otra cualquira.

así, me verás dudar o mirar a otro lado, apoyándome en la pared de la parte de atrás de los recitales,
un poco cansado de la poesía, como quien ha bebido demasiado
o sabe por intuición que los más viejos del lugar saben mucho más que el diablo.

ya sé que este disfraz es distinto de lo que esperabas, ni el traje de gala ni los vaqueros rotos
te dirán mucho más que mi garganta, esta forma de huella digital que se basa en mover los dedos
y estos ojos inquietos que no encuentran paisaje fijo ni deseo variable en que confiar.
ya, siempre se me hace tarde, y vuelvo a ser ese compositor de silencios
que cierra el pico para no picar el anzuelo, lo que pasa es que soy tan torpe que caigo en mis propias trampas,
lo hago tan mal que me quejo por escalofríos de mis faltas de ganas,
para no enjaular a nadie me meto en la jaula y la cierro y luego culpo al resto
de tener que verlo todo a través de barrotes.

dicho esto, sí quería aclarar que me doy cuenta y abro los ojos y me miro en el espejo,
que puede que no sepa cómo pero al final saldré para reirme de las tardes de lluvia que me hacían llorar,
llenaré de rabia mis carcajadas y firmaré todos los te quiero que diga pese a quien pese,
y caiga quien caiga, seré de verdad y amaré por encima de todas las personas,
hasta el sueño más vulgar tendrá algo de poesía
y en las manos la piel de la serpiente nos dirá que el pecado va por dentro, que no hay vocación sino vida,
que el tiempo siempre estuvo ahí con sus soles y sus tormentas a la espera de convertirte en viejo,
es por eso que tengo miedos pero también un orgullo intratable que a veces revienta sacrilegios
y otras se esconde entre cubos de basura, no me digas que ahora no es el momento
de apagar las velas y dejarse llevar por la noche, de poner las cartas sobre la mesa
y jugar al juego en el que tú me besabas los labios por encima de mis trincheras.

será, como ha sido siempre, un camino lleno de altibajos, a saber dónde
y a saber hasta cuando,
pero mira el paisaje, esos edificios tan altos, esas ruinas de siglo XX, esa sangre de instinto animal,
mira esa gente caminando también, buscándose los pedazos entre los escombros,
bebiendo cerveza en la calle, algunos hasta gritando,
será, como ha sido siempre, un camino que costará buenos y malos ratos,
nos llenará de tantas heridas como caricias, un camino dificil de piedras y asfalto,
pero mira, será un camino
al fin y al cabo.

6 comentarios:

Maga dijo...

lo del tiempo siempre, con sus soles y sus tormentas y su lluvia que nos pone tristes.

es que es una verdad como un verano entero, sólo que ahora se confunden, a veces,
los soles.

lo de tú al fondo de la pared, sonrisa,
porque claro que sí, y así a la luz se te ve aplaudir o quedarte quieto con la espalda pegada a la pared negra, debajo del sombrero.

y las ruinas del siglo XX, pues no sé, creo que es lo que me ha dejao de verdad con la boca abierta.

qué pasada.

Anónimo dijo...

Paola Cescon dice:
Acabo de ver "Barfly" por enésima vez...y la puta mosca me trajo hasta acá. "Yo no puedo escribir estando en paz", dice Henry en un momento: Escribir o no escribir, hete aquí el gran dilema. Siempre pensé que si mi vida se transformara algún día en mi vida "de ensueño", dejaría de escribir porque ya no lo necesitaría. Luz u oscuridad, cima o abismo ¿elecciones, al fin?
4.30AM en Buenos Aires, yo leyéndote con ataque filosófico... Sigamos escribiendo, que pareciera ser lo que mejor nos sale.
Va beso Socrático (¿cómo hacen algunos para vivir sin pensar?)

e dijo...

te lo dije antes y te lo dije ahora:
un huevo!

por cierto, juego mental propio, o impropio, donde dice poesía puse nada.

besos

Gloria dijo...

me quedo con el primer verso, quizá porque me pasa lo mismo, no es vocación de mártir es que a más golpes, menos palabras

Baba-Sule dijo...

apreciado escandalario escandaloso...a veces me sorprende la fuerza de una palabra y un adjetivo bien puestos, según quien los diga, pero es que si los dices tú, la sorpresa sería la falta de fuerza porque dices verdades como puños, y pegas mordiscos como abrazos...

saludos de hamburguesito, que a sinpapeles ya le veo desde aquí...

Anónimo dijo...

Grasias por tu dedicatoria de mayo, la acabo de ver y leer ahora y por casualidad: me has descrito tal y como eres... Grasias. Ya puedes quitar este comentario si quieres.
Grasias por enaltecerme tanto, me ha conmovido tus palabras, es de agradecer viniendo de un joven y titilante poeta como tú.
Te estoy muy agradecido.
¡De akí a la eternidad, sin tanta vanidad como la tuya!.
Grasias de güevo