lunes, 9 de junio de 2008

pensamientos microbiológicos

cargador de pilas para esta tarde de domingo en estudio, un chute de gasolina bucal
que ojala pudiera darte en persona,
banderas en la grada para día/rutina y me pido el altavoz
para gritar gol bien alto cada vez que marques
y ser ese que chilla como un loco "prohibido venirse abajo" cuando te veas buscando el balón
entre las redes de tu portería,
me dejaré la vida en las palmas de tus bailes
y pillaré palomitas para verte en todas las pelis que te montes,
animador oficial globos en mano si te da por sacarle los colores al cielo,
seré el pesado del ¡¡¡vamos!!! cuando las cuestas cuesten más de lo que esperabas,
así
estaré con el aire a presión preparado y un botellón de oxígeno de parque
y un montón de golosinas por si el amargo del miedo hace aparición de repente,
y así
con la botella de champan en una mano y un paquete de tiritas en la otra,
con un frasco del más selecto sudor pa batallas
y un puñado de tierra por si todo se llena de oceano,
una cama intranquila donde poder esconderte o convertirte en estrella fugaz de deseos,
lo que tu quieras,
una pequeña libreta corta fuegos llena de bromas y poesías,
trampolín de tirarse a la piscina con los ojos cerrados,
el puño arriba
y un porrito en camino de tranqui que vamos a fumarnos esta tarde,
y así
un regalo sorpresa rollo chás y aparezco a tu lado,
arañazos contra la monotonía,
falta de ortografía estilo rhapsody,
lectura entre lineas de la mano,
piel donde salto al vacío y principio de universo concuerdan en genero y numero
y así
mirando tu risa
como un parbulario embobado que empieza a jugar con las letras,
con maneras de aprendiz de todo lo que se venga encima
o debajo
no podremos librarnos
de darnos la chapa y abrazos, que esta vida tiene cosas bonitas
pero qué te voy a decir
que no sepas tú ya de mis ojos.

No hay comentarios: