martes, 4 de mayo de 2010

quien sabe, nadie contesta

nunca vuelvas a casa si no tienes una buena razón para dormir, el cansancio no cuenta, las fuerzas siempre dan para un paso más del que das por perdido, los sueños valen más si abres los ojos, la pornografía desgasta, sobretodo la imaginación, y el péndulo de rutina en el que decides cortarte no te servirá de nada, las agujas del reloj son esa droga que todos decían "cuidado al probarla, puedes engancharte", y al final la resaca es un bálsamo de cristal innifugo donde piensas que todo vale, aunque sepas que no.

en el cruce casual que separa el sabor del agua que vas beberte de lo que nunca verás por tus propios ojos hay un nido de casualidades y gente que no tienen ni idea, ni malditas las ganas, de esa diferencia arbitraria que dicotomiza tu vida en instantes brillantes y momentos de paso. no pasa nada. a veces serás un sin más con nada a cambio y otras una estrella fugaz que puso un granito de luz a su trozo de espacio.

es siempre el mismo cuento. y por eso hay que saber lidiar con las asperezas, las puestas a punto, los ideales a los que dijiste chao sin siquiera darte cuenta. están los libros que otros dejaron pero es seguro que de quedar algo, si algo al final resulta y queda, no será el papel, ni las letras, y casi diría que ni el lenguaje, ese codigo cotidiano que todos usamos sin fijarnos en el simple milagro que eso supone. cosas simples como decir te quiero y que ella te entienda, sepa a qué te refieres, y te deje en un beso todas las respuestas que cualquier animal, por primario que sea, también se pregunta.

solo es llegar a la cama y pensar que, de no estar tan vacía y fría (esas hermanas gemelas) todo merece un poquito más la pena, por no hablar de las alegrías, ese tibio misterio que se mece en tu risa para decorar el mundo y hacerlo hijo de un hombre bueno, amasando el pan de la tienda de la esquina, calentando pizza en el horno, haciendo el tonto frente al espejo mientras nos lavamos los dientes.

porque si algo sé de mecanica es que un motor necesita caballos, una persona motivos, y la belleza retratos. para poder sostenerse. y poder, paso a paso, caminarnos.

3 comentarios:

Ella dijo...

Si pudieras escucharme, te aplaudiría.

Punto cuadrado dijo...

"... y te deje en un beso todas las respuestas que cualquier animal, por primario que sea, también se pregunta."

Sin palabras. Como siempre. No sé cómo lo haces, pero haces simple todo lo difícil de explicar. Si palabras usamos todos las mismas, el mismo lenguaje...
Antes de leerte pude pensar alguna vez que con las palabras es imposible decirlo todo, describir los sentimientos, lo que pasa, lo que piensas cuando él (ella en tu caso) se acerca, te sonríe y, sin decir nada, sabes que se puede acabar todo lo demás y no pasará nada, mientras él siga ahí, mirándote como si detrás de tus pupilas no hubiese más mundo.


P.D.: ¿Podría indicarme usted, Tayler Durden, dónde puedo conseguir "Alas de Mar y Prosa"? Imagino que fuera de Madrid la cosa sea difícl. Pero bueno, una tiene sus contactos por la capital ; )

Un saludo

nosotras dijo...

Jo-der....QUE PASADA!!Me fascina tu capacidad de abstracción..y concrección al mismo tiempo. Bueno supongo que no seré la primera ni mucho menos la última que te dice algo así.
una pregunta,¿eres tú el autor de co-razones?