lunes, 7 de febrero de 2011

el futuro es un alma cargada de poesía

zigzagueo entre el signo de interrogación que la prolongación
de tus piernas
deja en las huellas de aire que se alejan tras de ti.
entre este madrid ovalado y convexo
que se filtra por el ojo de los peces
de los charcos que la dibujan imperfecta.

lejos de ti, como todas las ciudades, ésta también suena triste.
no hay mucho que se pueda decir al respecto, aunque se deba.

por aquí todo sigue de madrugada, con las calles vacías
y princesas en minifalda mascando chicle.

cortado de raíz pero no de tumba, creciendo como los hierbajos
de las eras abandonadas,
saltando de un tiempo a otro
solo en función de la disco de moda de esta noche.

miro la onda expansiva de tus caderas
moverse por cada uno de mis sentimientos
y el parentesis con que rodeas la realidad
que te rodea,
ese círculo inmaterial de circunstancias
que juega a las casualidades
como quien guiña un ojo: partiendo en dos
todo lo que tengas a la vista.

es cierto que está lo otro que no se dice
haciendo de secretismo obviedades
y poniéndoles la tilde
a cada una de mis faltas de ortografía.

te quedas callada, miras al cielo, y todo parece
una continuación de tus ojos.

incluido yo, o mejor dicho: sobretodo.

el universo en ebullición diciendome adiós, llego tarde a clase
o no te quemes en el trabajo.

y tu cuerpo en el ritual de la insinuación por encima de la belleza,
la última mirada en vagones contrarios
y todos esos extraños que de pronto vuelven a aparecer
en mi vida.

el mismo billete, distintos destinos. metáforas urbanas, o qué sé yo.

quizá
que el futuro es un alma cargada de poesía.

3 comentarios:

Blogdeunadepresiva dijo...

arma...

Debes tener futuro vos escribiendo cosas tan bellas

Lady Drama dijo...

tus juegos de palabras son realmente brutales...

Xavi dijo...

Escandar! Todos los días te leo y te releo... y, vamos, no te suelo decir lo que remueves, por más que intuya que eres conocedor de ese poder. A veces, como hoy, que han caído dos poemas como si se hubieran desprendido de un árbol... no sé ni cómo darte las gracias por llenarlo todo tanto.

Un abrazo! Tengo muchas ganas de dártelo in person!