jueves, 23 de enero de 2014

duele a sangre y no soy sólo yo, ¿no?


Creo que a veces acorazamos de miedos las paredes de nuestro refugio
e incrustados  de caparazones
nos defendemos encerrándonos tras una libertad de jaulas,
el mundo visto  
desde una ventana cada vez más pequeña,
un puntito en la pared,
hasta que terminas por cerrar los ojos,
por apagarte
quería decir:  no vemos,
sentimos
ni odiamos siquiera.
Es lo que tenemos lo que nos hace inabarcables: nada.
Y sin embargo
seguimos llenando de plumas el colchón donde caernos.
Acomodándonos las caídas
y suavizando el suelo.
Hasta que un día digamos: para qué levantarse
con los bien que se está aquí tumbado.

No sé, yo también estoy asustado.

Pero creo que en la libertad todos somos prófugos de nuestros deseos
como en aquel lugar al que todo el mundo llegaba sin saber cómo
y salía corriendo sin saber porqué:
es de huidas de lo que se alimenta,
como estrellas tras el delirio
ruge de insatisfacciones en la carrera,
se vanagloria de la velocidad en nuestros sueños
y cuando estos se van por cualquier sumidero, una noche de lluvia,
nos deja así como con el cigarro mojado
y algunas monedas en los bolsillos, tampoco muchas,
como deseando aquella cama de lágrimas que un día lloraste
para caídas así: estúpidas
desacordes
¿cobardes? Dilo.

Cárceles de cóleras inventadas nos detienen,
la inservible soledad del buen gusto,
el alma abucheada en los fabricantes de comodidades,
sumisa de tristeza y acorralada de humanidad
precisamente
fue la condena al error con lo que nos derrotaron.

Qué queréis hacer, pero hacer de verdad, qué queremos
con todo nuestra insaciedad y hasta mancharnos
hundirnos
y seguir escarvando
qué queremos
decid algo gritad
alguien
que el nombre de este dolor no se escribirá en vano,
que servirá aunque sólo sea para secar una gota de sudor en la próxima guerra,
 sea esta el pan o el amor, el pecado o la sangre. 

Pero que sea.


Disculpa  si no te escucho, un alarido de monstruos empapa mi coraza. 

------------------------------------------------

pues en un rato, apenas unas horas, a la 13:00 hemos quedao, en donde los casimiros, cogemos el coche de marcus, hacemos trasbordo al mío, que era el suyo antes, y tiramos con todo el equipo (salem, marcus, sha y javi -isaaaaaaaaaaaa, jo.-( pa granada. eso el viernes. mañana. en un rato, como he dicho. destino "la tertulia". a las 22:00. a confesar y dar la chapa. a afilar borracheras. thanks Pablo.
y el sábado murcia, a la puerta falsa. the return. a las 20:00. la última vez que estuve por murcia no solo fui a un after, sino que supe volver. y a eso vamos.


4 comentarios:

http://detantobuscarmemeheperdido.blogspot.com.es/ dijo...

Enhorabuena Escandar, eres muy grande

Anónimo dijo...

Cuando os venís para Pamplona???

Las Siamesas dijo...

Ay qué pena me dio no poder ir a La Puerta Falsa.....La Tortuga aún no me lo ha perdonado! Bueno...sí.Besotes reptilianos.Nonianos.

Delia Durán dijo...

¡Muy bueno!, escribe genial, refiriéndome a unas cuantas entradas leídas :)

Pásese, ¡estoy empezando en esto!, y graciaas
http://caosentrehormonas.blogspot.com.es/?m=1