miércoles, 5 de marzo de 2008

remember

Salvo creer en las perdidas igual que un empresario suicida adicto a cerrar negocios,
un estupido mago que cree todavía en su sombrero de copa
mientras le roban
por encima de la manga
el conejo, la chistera, la cartera y el as de copas.
Excepto este rollo de borracho barato y torcido
lo único que me queda
son los numeros rojos de los sueños que no me robaste por tu cuenta
y que por mi cuenta
todavía no he perdido.

Traquila, procuro dejarte a salvo de todas mis autocomplacencias.
No sabrás lo mal que lo paso,
las cosas que pienso,
las cosas que hago

Tranquila
que seguiré sonriendo implacable en cada cita,
seguiré, qué remedio, respondiendo cada correspondencia.

aunque te siga de cerca los pasos
y te siga recordando
en todas las noches que se parezcan a esta.

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://lavidarima.blogspot.com/2006/12/la-vida-rima.html