martes, 26 de abril de 2011

no lo entiendo

miro al frutero repartiendo sus 6:30 de la mañana
en los buenos días del mercado de Tribu
o los ingenieros que bostezan en el metro
mirando las caras de las azafatas
sin sonrisa
todavía a esas horas,
y miro a los mozos de mudanza que aparcan en doble fila
y se toman el café corriendo
y mirando la hora,
a los risueños oficinistas
que decoran su fondo de pantalla
como si fuera la habitación de toda una vida
y a los camareros de la noche
que regresan a casa
molidos como el café después de la guerra.

los miro.
a todos.
y no me entiendo.
ellos han construido todo
y sin embargo
todo esto se está derrumbando sin contar con ellos
y con ellos
mirando hacia otro lado.

en qué punto, qué momento,
qué tiempo quizamente impreciso
la balanza dijo hasta aquí hemos llegado
y los otros
que habían empeñado su presente por un futuro
y que habían creado escuelas
matado miedos
y liberado libertades
en qué punto de qué momento
de qué tiempo mortalmente preciso
dijeron ese maldito y lleno de polvo
hasta aquí hemos llegado
resignándose a las cómodas pautas
del olvido y su merchandising.

los miro.
a todos ellos.
y a mí mismo en su reflejo.
y me pregunto: de verdad estamos luchando
por algo
que no sea la supervivencia?

entonces...por qué estamos
tan cansados?

me pregunto

y no lo entiendo.

8 comentarios:

arguellesacero dijo...

Abres una puerta y te quedas con el pomo en la mano.

Insurgente ~ Gatiota dijo...

todo lo que vamos "consiguiendo" en la vida es precisamente lo que nos impide avanzar y nos priva de libertad.

Qué pena no llevar sombrero para poder quitármelo ahora ante tus letras!! Besotes

clave_de_ro dijo...

Bravo, joder... bravo.

nubesbajas dijo...

muy bueno.

abrazos,
G.

Anónimo dijo...

No sé, Escandar, si Sábato ha sido uno de esos escritores que marcan un antes y un después. Pero su reciente muerte me hizo recordar la de Benedetti hace ya casi dos años - y joder, de qué manera pasa el tiempo. Y con ello, aquel poema que escribiste en mayo de 2009 sobre nuestro querido uruguayo. Cuánto se va con estos escritores, cuánto se llevan...

lostiemposdelverbo dijo...

una sociedad individualizada, un universo anónimo; miles de inquietudes pasivas e inamovibles...
Un retrato perfecto, es cojonudo.
Me ha gustado descubrir tu blog, lo seguiré de ahora en adelante!

Gracias por tu arte.
un abrazo.

CriS dijo...

necesito que actualices, necesito mi dosis! "algo que "me" dijera: aquí hay vida joder, a esto puedo aferrarme para creer que esta vista nublada, que este gesto de muñeco de trapo, conducen a algún lugar más allá de los remolinos del agua que cae cuando tiras de la cisterna..."
:)

Anónimo dijo...

Entramos a diario, muchas veces a lo largo del día, sólo para ver si has escrito algo que, como siempre, no deja indiferente, "algo que te recuerde aqui hay vida joder".