sábado, 10 de noviembre de 2012

ex-preso de noche y media.


Bienvenida a mi mundo. Verás algunos monstruos por los pasillos, procura no asustarlos, se enamoran al primer suspiro.

Te dije.

Dime dónde has estado. Cuéntame en pétalos tu alegría.
Hazme reir.
Tengo cerveza, siéntate o quítate la ropa. Pero ponte cómoda.
No voy a dejar que te marches.
Hace demasiado frío como para dormir con ropa,
y esto es ya una guerra contra los pijamas.

Ok. Me dijiste como quien acepta un reto.
Sonriendo.
Mirándome la bragueta.

Así que nos hicimos de cosquillas
y de adioses, como si tuviéramos en propiedad la noche
y la poesía.
O alquilada mejor, porque nunca nos gustó ser dueños de nada.
Mucho menos de nadie.

Te pusiste a bailar desnuda para dejarme con la boca abierta. Y mucha sed.
Que era como me querías.

Y te acercaste como si fueras música.
Sobre mí.
Para que te tocara.

Como un dedo deslizándose con timidez e increcendo
por las teclas de una piano
de cola
o como un refugio de notas heridas en la cuerda floja
donde estábamos los dos.

Asfixiados y excitantes,
como el sudor y la rebeldía.

Nos reconocimos al recordarnos, o tal vez al revés,
nos emborrachamos y dejamos que la piel hablara su propio idioma

y nos contamos tantas cosas

y nos hicimos tantas otras que por la mañana
la humedad en el colchón era un mapa
con la palabra AHORA
como única ley de nuestro nuevo mundo.

Sudabas.
Y estabas preciosa.

Así que te lo volví a comer 
a modo de desayuno.

18 comentarios:

GreenEyes dijo...

Sin palabras

Luce dijo...

Me encanta.

Anónimo dijo...

Vaya final!me gustan los finales fuertes,eso hace del poema uno sin límite ni fín.Muy bueno y muy sensual

Anónimo dijo...

Así no. Que me enamoro...

Lucía. dijo...

¡Vaya tela, tío! Cada vez que te leo me cuesta mantener la mano fuera de mis bragas. Cada palabra me da ganas de tocarme... Cuando llego al punto final dejo el ordenador encendido y me bajo los pantalones para acompañar el orgasmo poético con el físico. Tío, te aplaudo y te beso. Buenas noches.

Almu dijo...

Bruuutal!

M. dijo...

Porque leerte es un placer en todos los sentidos

Tortuga dijo...

YUJUUUUUU!!!!

Yeray Alonso dijo...

Simplemente, gracias.
Gracias por cada pedacito de alma en palabras.

evarpicazo dijo...

vaya! este giro me gusta mucho más!!!

besos

Ire dijo...

Me encanta la pornografía que creas para todos nosotros.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Simplemente...WOW!

Silvia Fernández dijo...

Hace mucho que no te leía y me alegra entrar y encontrarme con este poema. Muy bonito, pero sobre todo sensual... de los tuyos, vamos. Una gozada, en todos los sentidos.

Anónimo dijo...

joder, me ha encantado.

Anónimo dijo...

Me encanta(s)

Alejandra dijo...

Hablar con el cuerpo es, a veces, la más bonita de las formas de expresión.
Un beso

Anónimo dijo...

Qué fácil haces que parezca escribir... Sencillamente genial.

Anónimo dijo...

mucho mejor escucharte leerlo y esconderme entre los libros, colorada y humeda, deseando que se vaya toda esa gente y poder encaramarme a tu cara...ay, poeta, que revolución de orgasmos me resbalan por las piernas al cruzar la acera..