viernes, 28 de junio de 2013

Que la inspiración no te pille pillando. O sí.


Sentarme a escribir lo que siento. sin miedo ni prisas, qué chorrada. Pero el caso es que se me lía la vida y creo que no le concedo la importancia que tiene (que quiero que tenga), y me voy distrayendo con esas cosas de la calle, ya sabes, drogas y sexo, noche y furia, ¿Dejarse llevar o dejarse caer? ¿suena demasiado bien o solamente suena muy alto?

Lo de la pasta de dientes puede que sea una buena forma de explicarlo. En mi casa, la de mis padres, quiero decir, el tubo de la pasta de dientes siempre se iba enrollando cuidadosamente desde la parte de abajo de la misma, así según se iba acabando no tenías que estar retorciéndola con cabriolas imposibles o apretar desde abajo porque no quedaba más pasta arriba. De dientes. A todos nos ha pasado. A todos los que no usamos el método de enrollarlo según lo vas consumiendo. Yo soy incapaz. En mi casa, en mi piso alquilado junto a Dano, nunca consigo poner en marcha esa chorrada de rutina. Ni siquiera sé si es que se me olvida o que simplemente paso. Pero no lo hago. Y encima Dano también se olvida de poner el tapón para cerrarlo. El tubo de la pasta dentrífica. Imagínate qué desperdicio.

El caso es que yo creo que tampoco es miedo, ¿pero entonces? Tiene que serlo. Porque vale que un desastre bien desorganizado pueda justificar más de un agujero en las velas. ¿pero el rumbo? Si las estrellas siguen allí al fondo, no tienen pérdida. Por qué demonios te has puesto a comer pipas distraído como si en la comodidad alguna vez te hubieras sentido cómodo. A santo de qué lujo vas a permitirte horas muertas, ligereza en las promesas y atajos que no empiezan en tus principios. A qué viene la condolencia contigo mismo si no tienes la calma ni la necesidad, si siempre te aburrió ser espectador o peor aún: solo un sueño.

En la caverna las sombras siguen pasando de una en una. Y nosotros nos seguimos mirando en ellas. ¿De verdad crees que la realidad es mucho mejor que todo esto? Yo de verdad que no tengo ni puta idea, no sé si es mejor mal que menos, ni le pido cartas al diablo ni le rezo monedas dios. Es solo una sucesión de sucedáneos con los que distraerse, pasear de puntillas como si pudieran no vernos, acechar con el confeti preparado para cuando seamos nosotros los que nos doblemos en cada campanada.

Te voy a contar un chiste:
            -¿Qué le dice un náufrago a otro náufrago?
-Nada.
Pues eso.

Tu defensa hace aguas como castillos de arena antes de la ola. Se puede perder en un segundo, pero primero que te pillen luchando. Que nadie y mucho menos tú mismo te cambie la imperfección de las palabras por el impoluto molde del silencio. El silencio. Creo que es eso que les gusta a todos los que doblan el tubo de la pasta por la parte de abajo.
En la caratula de un disco de Fito una vez leí: “Tanto silencio no entiende por qué canto”.
Y digamos que lo me raya es su fixed: “tanta música no entiende por qué nos callamos”.

Pero en fin. Soy un hijo de puta testarudo al que es muy difícil convencer para cambiar de vida.


Si no es un domingo, claro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Buf!soporífero tio!ya veo que teneis mucha calor de esa pesada...en fin,no entiendo muy bién de que hablas,es tan soporífero que no puedo ni concentrarme a leerlo con ganas.A lo mejor tienes razón,estas muy agarrado a tus rutinas y algo fuera de orbita suele molestar en tus maravillosos planes cotidianos,bueno sin contar el puto Domingo,dia que si no fuése por que estoy cansado,me voy a las bahamas y que vaya a pencar Rita la cantaora.La inspiración es una gilipollez inventada por cuatro gatos sin creatividad suficiente,sin tener el culo con el boquete menos grande para cagar mierda en papel.Sabes?una persona con creatividad crea siempre,del tema que le venga en ese minuto que la encuentres,otra cosa es que no le salga del rabo crear para cuatro perplejos y escriba de lo secos que estan los coños en verano sin regar,vale?.Si me gusta pillarte creandote un espantoso grado de creatividad sexual,me gustas,lo sabes,pero te andas por las ramas como los monitos del circo.Sabes que no me sorprendes si escribes para impresionar-te,para mi tendrias que escribir para convencerte de que tu lo haces por que te sale del rabo y no para excitarme el agujero que los dos sabemos corazon,prueba poner creatividad y follate un dia a verso libre de semen,pero sintiendo como una lengua muy jodida recorre tu ...texto,claro el tuyo no?tu escribes y te follas de gloria,no sera que te gusta leer mucho más que escribir?menudo bicho eres,luego ni te conoces a ti mismo jejeje un beso azul corazon,a grandes manos o manos grandes,como era eso guapo?ui el cafe,vuelvo luego tesoro,cuidio con las piernas,que hoy no me tiembles guapo,ya sabes que no hay que temerme,soy solo una niña,nada mas,pero no de esas a las que tu te follas amenudo guapo,mmmhh diferente,si.

Acb093 dijo...

"A menos que sea Domingo"
Me ha recordado a la canción de la Fuga, esa que dice; Los Domingos me suelo jurar que cambiaré de vida.

Un abrazo Escandar!

Karen dijo...

Me parece que "el método de enrollar el tubo de la pasta de dientes según se va consumiendo" daría lugar a muchas teorías sobre el comportamiento; porque los cobardes toman acciones premeditadas, intentando así evitar el fracaso. Y bueno, enrollan el tubo de la pasta de dientes.
PD: a mí también me recuerda a esa canción de La Fuga.

Saludos.

blanca .. dijo...

Empezar la pasta de dientes desde abajo... ¿has leído la rayuela escandar? Me ha recordado mucho a un fragmento ...

"Un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo de dentífrico..."

Eres maravilloso