lunes, 10 de diciembre de 2007

de entre todo esto, salgo

las historias de amor muchas veces te las cuentan otros
o las ves
y algo, no sé el qué, te hace pensar
que tuviste tu propio mar en los ojos de alguien que te agarraba la mano
y no preguntaba nada al respecto.

hay momentos maravillosos que se quedaron allí
con nosotros,
y ya no somos sino la consecuencia de que todo tiene que seguir siempre,
que envejecer envejece, y no se trata de mirar una foto
que te haga polvo la garganta,
es tal vez un miedo más profundo de saber
que cuando has sido feliz
lo peor que puedes hacer es mirar hacia atrás.

buscas un lugar que sea ese "donde sea" prometido
pero ni con esas eres capaz de matar las sonrisa perfecta que una vez tuviste.

no te olvides: lo que fuiste fue casual, y ahora eres lo que eres
y estás donde estás
por los mismos motivos, y da igual que sigas cometiendo los mismo errores
de aprendiz de asesino
si nunca pretendiste matar.

es lo mismo, pero no puedo decir mucho más.

yo estoy por aquí igual de perdido, sin querer encontrarme demasiado.
confundido a veces, seguro de mí mismo,
incapaz de llamarte un viernes por la tarde para decirte que por las noches sigue haciendo mucho frío,
buscando tal vez conclusiones de algo que no es para nada importante,
el año 2007 será un principio de siglo en los libros de historia de los siglos que vienen
y tú ya habrás envejecido y seremos un hasta siempre mezclado con arena de olvido,
no seremos la gran cosa que imaginamos
y si lo piensas detenidamente incluso en eso están equivocados,
lo unico que tenemos es esta capacidad de cogernos la mano
y sentirnos vivos,
solo eso
y algunos fallos de los que poder reirnos
y por los que poder pegarnos.

por mi parte, en este cuadrilatero desde donde escribo,
solo quiero que pase el tiempo no demasiado rápido, estar atento y al tanto
y así decirme "valió la pena", si después, con los años, la mierda se nos echa encima,
hay quien se pone a hablar de la vida
y hay quien va y se juega su trabajo su pan y su miga a una partida de naipes trucados.

"confieso que he bebido"

el sabor de la magia lo descubrí en tus labios
y ahora
todo me sabe insipido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

wenismo, increible

Siempretú dijo...

Precioso,como todo lo que ecribes.