jueves, 31 de mayo de 2007

el día d...

quisieron apenas rozar la gloria
de una historia escrita con la sangre de otros
y se estrellaron con el lado incorrecto de una humanidad
arta de tanto gato por liebre.

dejaron de frotarse las manos
y la baba se les fue escurriendo poco a poco de miedo
temblaron
al ver que sus armas, con tanta pólvora, habían dejado de sentir
y los otros,
con simples y putas palabras
iban haciendo un fortín que separaría,
ya desde ya y para siempre,
sus días atroces
de nuestras noches de insonmio.

miraron, entonces, su intento de sombra
a modo de cheque bancario
y se asustaron tanto
de sí mismos
que lloraron, bastante parte en vergüenza
y muchísimo más en olvido.

y se sentaron a verse morir sobre un asfalto
donde los otros
habíamos plantado plantas
sin pedirles permiso
y ante eso
rompieron de nuevo a llorar
pero en sus lágrimas, no sabemos por qué, solo se hablaba de odio.

luego nosotros,
desnudos y por primera vez libres,
pusimos un cartel donde se leía:
"la historia se escribe..."
y nos vestimos de piel y paisaje,
hicimos magia con los espejismos,
nos pusimos a cultivar utopías
y ese día,
que no fue, aseguro, como otro cualquiera.
hasta los muertos
se murieron de risa.

3 comentarios:

Edryas dijo...

Información sobre quedada en Sacedón en mi blog.

pepeltenso dijo...

Compañero, deberíamos hacer una gran reproducción a la española del libro de Kerouac. en realidad debería ser una asignatura obligatoria en todos los planes de estudios, vivir en el camino

LaChicaQueSeComeTuBlog dijo...

Con dos cojones!

Soy la que se come un libro por día y ha decidido comerse tu blog, y he de reiterar, en que efectivamente, no tienes desperdicio. Enganchada.