martes, 5 de febrero de 2008

contrarios

sé que sueño contigo, aunque no sepa quien eres cuando lo hago, porque tengo durisimas razones que sí se acuerdan,
además tus medias se deslizan mejor si yo las rompo primero,
o si tus piernas juegan a hacer interogantes en el aire
y es mi lengua la que prueba a dibujarte en el espacio.

tienes razón, no sé muy bien de lo que hablo
porque siempre te reconstruyo a cachos, pieza a pieza,
abriendo los ojos para abrir la boca con cada engranaje.

porque no me hace falta observarte entera viendote de espaldas y desnuda
mirar por la ventana quién sabe a dónde.

es una cuestión de tobillos y muñecas,
es una cuestión de "nena, es imposible perder el tiempo contigo",

digamos "abrigo de aire inspirado" para hablar de cuando tiemblas
y sudas
y pones cara de voy hacerte lo que me pidas
y lo que no también,

esas cosas,
esas buenas manías de dejarnos la piel
y acercarnos al momento de la guerra,
morirte de espasmos y vivir de sed para tragar ipso facto lo que nos echen,

puede ser que el problema sea que nosotros seamos,
y también al revés,
polos derretidos de abismo atrayendo a sus contrarios.

No hay comentarios: