martes, 16 de octubre de 2007

en esta esquina trato de, e incluso puedo

Es por cosas como este momento,
por estas manos que me sujetan para que pueda hundirme en tu pecho,
a la izquierda de todo,
y que no pueda entender que a pesar de todos mis todos
y de todos mis nuncas
sigues aquí, bostezando en mitad de esta noche,
y yo pueda cerrar los ojos sabiendo que después de toda esa sangre
y de esos miedos
estarás tú, bailando sobre la lluvia,
sosteniéndome como una nota caída en mitad de un pentagrama,
y no puedo entender que me prefieras así, despistado y perdido,
buscandome siempre,
más borracho que vivo
y que me des un beso en la cabeza y juegues a hacer garabatos con mi pelo,
y yo así, tan despeinado como tú me dejas,
llorando con esta mezcla de felicidad última
y de primera tristeza,
apeado de cualquier cosa que no sea el azar del siguiente minuto,
que me quieras de esta manera y no disimules mis nudos pacontra el mundo
y en lugar de eso sigas besándome las heridas
que yo solo me provoco
para decirte cosas, pa buscarme los motivos,
y que te sientes siempre en cada esquina,
conmigo,
mirándome como si este viernes tuviera un sentido que yo no le puedo dar,
y me digas que da igual, que este camino va a medias
y yo te miro
y te miro
porque no entiendo mucho de lianas a las que aferrarse
y sí demasiado de látigos
y de estribillos,
mientras me soplas en el oído y me haces eses entre las piernas
yo, lleno de ganas y hasta el cuello de deudas
siento una mezcla extraña
de última compañía,
de soledad primera.

4 comentarios:

PUNTO G dijo...

ahí, con dos cojones,
publicando lo atrasao...y luego dices que te entretienes con mis criptogramas....

weno, de esto leí por el foro creo que todo, pero viene muy bien
tenerlo aquí juntito....pa echar un rato contigo......

Manuel dijo...

Me alegra mucho volver a leer tus letras, tan bien colocadas como siempre. :) Un abrazo, amigo.

isabel dijo...

jooooder!
es que sabes qué te leo y ya no queda na para ponerte
vamos, que sobra
o que yo no sé hacerlo

joder!

chica de rojo dijo...

acabo de llegar aquí

acabo de leer jaulas y cadena, quizás unas6 o 7 veces, cada vez más rápido y lento y estoy casi sin respirar al encontrar materializados pensamientos que arrastro desde hace tiempo -mucho, demasiado tiempo- y casi y no me lo puedo creer y aún sigo jadeando y es tan perfecto !. Si me permites, me guardo tus versos en mi bolsillo